El cannabis es una planta con múltiples propiedades terapéuticas y medicinales, demostrando ser un tratamiento exitoso para una gran variedad de patologías. En los últimos años, se ha evidenciado los grandes beneficios que puede traer para pacientes con VIH y Sida, especialmente para los efectos secundarios de la terapia antirretroviral.

En Chile hay más de 5 mil personas con VIH y se espera que ese número aumente en los próximos años. Es muy importante diagnosticarlo, ya que, si bien el virus no tiene cura, la terapia antirretroviral puede prevenir su reproducción y evitar algunos síntomas propios de la patología.

Parte de los efectos secundarios de la terapia antirretroviral incluyen fatiga, náuseas, dolor muscular e insomnio. Las investigaciones y estudios realizados hasta el momento muestran que las propiedades del cannabis pueden ser muy beneficiosas para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Puedes revisar los estudios y ensayos clínicos que evidencian los de un tratamiento con cannabis aquí.