“Para mí el cannabis no es medicina alternativa, es mi opción de vida. Esto es lo que me está devolviendo mi calidad de vida”

Cecilia León tiene 49 años y fue diagnosticada hace dos años con Parkinsonismo Plus Idiopática. “Un año antes de mi diagnóstico me empecé a descoordinar, estaba más lenta y torpe. Me atrasaba, caminaba con pasos cortos porque me desequilibraba, dormía súper poco. Fue todo muy rápido, entonces fui al doctor quien me derivó a un neurólogo. Él me hizo una resonancia y a través de un examen cerebral, pudieron diagnosticar específicamente el parkinsonismo.

Una vez que la diagnosticaron, le aclararon que su enfermedad no es Parkinson como tal, sino que presenta síntomas similares, pero es mucho más agresiva y no responde a tratamiento con fármaco. De todas formas, decidieron probar con los fármacos que usan para tratar la esquizofrenia. Usaron una serie de medicamentos, que, por los efectos secundarios, la llevaron a una arritmia cardíaca severa.

“Estuve en cama, no me podía vestir, abrocharme los zapatos o cosas cotidianas como abrir una llave. Además de los efectos secundarios, los síntomas del parkinsonismo avanzaron. Usaron los tres medicamentos disponibles y no mejoraba nada. Estuve 6 meses con ese tratamiento, bajé 10 kilos y quedé en cama”, cuenta Cecilia.

Una amiga le comentó de Fundación Daya y ahí comenzó su aproximación con el cannabis medicinal. Hace seis meses tuvo su primera atención y el cambio ha sido rotundo. “Estoy con gotas sativas más vaporizaciones, que son mis colaciones. Va a depender de mi ánimo si subo o no la cantidad de gotitas. Pero sin duda me cambió la vida. Hay días que me siento muy bien, que hasta mis temblores no se notan.

Para mí el cannabis no es medicina alternativa, es mi opción de vida. Yo no tengo plan b, no tengo la opción de comprar algo en la farmacia, ya probaron todo. Esto es lo que me está devolviendo mi calidad de vida, de disfrutar a mis hijos. A mi todavía me queda mucho, yo tengo proyectos. Este tratamiento me da dignidad.”

Debido a los cambios notorios en sus síntomas, junto con su neurólogo Cecilia dejó los otros fármacos y hoy continúa con un exitoso tratamiento con cannabis medicinal.