“NOS SENTIMOS ALEGRES, CON CALMA Y MUCHA ESPERANZA POR SU CAMBIO”

Víctor Oblitas fue diagnosticado con cáncer renal izquierdo con alternación metabólica en calcio hace un mes, con síntomas como ausencia de apetito, pérdida de conciencia y un alto dolor lumbar.

En el hospital mejoró un poco, los doctores lograron bajar la hipercalcemia a rangos normales. Sin embargo, determinaron su desahucio por presencia de metástasis y no apto a cirugía. Fue dado de alta sólo con control del dolor, sin hacer mucho para mejorar su calidad de vida. Víctor seguía sin comer, con una actitud somnolienta, sin ánimo y con tramadol para manejar el dolor.

Su familia decidió acercarse a Fundación Daya Arica para evaluar otras opciones de tratamiento. “El trato fue excelente, nos explicaron las propiedades para mejorar su calidad de vida entendiendo que esta enfermedad tiene su pronóstico”, explica su hija.

Desde ese momento, Víctor se está tratando exclusivamente con un aceite de cannabis y el cambio ha sido sorprendente. Hoy está activo, no hay somnolencia, conversa sin dificultad, come y acepta líquidos. El nivel de dolor ha bajado a uno, y aunque no camina, siente ganas de pararse, incluso sonríe.

“Nos sentimos alegres con calma y mucha esperanza por su cambio de actitud. En un periodo más queremos realizar una resonancia magnética para verificar el nivel de neoplasia, tenemos fe de una remisión del tumor, aceptando con responsabilidad cualquiera sea el resultado. Lo recomendamos de todo corazón”, finaliza.