La senadora Olga Sánchez Cordero, perteneciente al partido del presidente Andrés López Obrador, presentó un proyecto de ley para despenalizar el cannabis en México, regulando su producción, venta y consumo. La iniciativa permitiría a empresas y particulares sembrar y vender cannabis si cuentan con autorización previa de las autoridades.

La Ley General para la Regulación y el Control del Cannabis permitiría que cualquier mexicano mayor de edad pueda sembrar, cultivar, cosechar y tener hasta 20 plantas de cannabis en floración, destinadas para consumo personal, que no superen los 480 gramos al año, con el requisito de estar inscritos en un padrón que se generaría para tener el control de esta industria.

En caso de que, por temas de salud se necesiten más de 20 plantas al año, se deberá obtener un permiso del Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis que se crearía al aprobarse esta ley.

“Tenemos que replantear la política de drogas en nuestro país. Es momento de cambiar, porque siempre han sido un discurso polémico. El combate frontal [al narcotráfico] a través de las armas solo ha producido más muertes en nuestro país. No estamos a favor de la liberación absoluta de las drogas, sino de la regulación del cannabis”, afirmó Olga Sánchez Cordero al diario El País.

En paralelo al camino de la regulación, la Corte Suprema también se ha manifestado a favor de la despenalización. Hace unas semanas falló a favor de un ciudadano que denunciaba que la ley atentaba contra su derecho, declarando como inconstitucional la prohibición absoluta del consumo recreativo del cannabis. Al ser el quinto fallo crea jurisprudencia, es decir, todos los tribunales deben respetar su interpretación.