Unos 300 chillanejos salieron a la calle a marchar por la salud, la libertad y la dignidad, exigiendo una nueva política de drogas y también para masificar el uso medicinal de cannabis.

La marcha, organizada y convocada por Fundación Daya Chillán, Luz de Esperanza, APC Chillán y Cultiva Libre, partió en la Plaza de Armas de Chillán Nuevo, lugar donde se instalaron stands de las organizaciones, a fin de informar sobre medicina cannábica.

La actividad, que partió por calle Libertad, siguió por Isabel Riquelme, Maipú, 5 de Abril Constitución, Dieciocho y Libertad, culminó en el mismo punto de partida, donde se montó un escenario, donde tocaron bandas locales para amenizar la tarde.

“Fue una marcha bastante familiar, desde niños hasta abuelos, mostrando una transversalidad social en la temática”, comentó el Representante de Fundación Daya Chillán, José Burdiles.

El encuentro fue bastante lúdico y entretenido, contando con disfraces y actividades. “La gente lo disfrutó y pudimos tener una muy bonita actividad, con mucho entusiasmo y exigiendo lo que es justo”, sentenció Burdiles.