Durante los días 28, 29 y 30 de septiembre, Fundación Daya realizará el III Seminario Internacional de Cannabis Medicinal de Santiago con expositores del más alto nivel, uno de los eventos más importantes sobre uso medicinal del cannabis en el Cono Sur.

Mara Gordon es ingeniera en procesos y fundadora del laboratorio estadounidense Aunt Zelda’s, una organización sin fines de lucro que desarrolla fitofármacos en base a cannabis orgánica que buscan desarrollar potencia en su eficacia y pureza. Aunt Zelda además funciona como clínica cannábica, en la cual a través de la atención de pacientes se recopilan datos de sus experiencias clínicas para realizar investigación.

Establecida en California, Estados Unidos, cuentan con profesionales de la salud que se encargan de la atención de pacientes y en capacitar a sus pares, interesados en especializarse en el uso medicinal del cannabis. “Aquí cualquier doctor que esté interesado en practicar medicina con cannabis, pero no tiene cómo hacerlo, puede capacitarse y trabajar con nosotros” explicó Mara, como parte de los expositores de la versión anterior del seminario.

La fundadora de Aunt Zelda’s considera que las farmacéuticas tradicionales, tarde o temprano van a comprender que si no empiezan a desarrollar medicinas en base a cannabis como, los pacientes dejarán de utilizar los fármacos convencionales y los laboratorios “dejarán de hacer todo ese dinero a través de la gente enferma”.

En su presentación en el ex Congreso Nacional, Mara relató los cambios vividos en California producto de los cambios regulatorios implementados con respecto a la cannabis en 2015, la cual estableció legalmente a esta substancia como una medicina estandarizada a disposición de los pacientes, producto de una investigación que se remonta a las dos décadas previas. Puso énfasis en que el cannabis si bien es “una medicina fenomenal”, no es la panacea ni lo cura todo. Ejemplificó con su experiencia indicando que “personalmente estaba con un tratamiento de 26 medicamentos tradicionales. Ahora solo tengo tres, pero necesito esos tres, porque si no los tomo me enfermaría mucho. El cannabis hace que no sea necesario tomar las otras 23 pastillas”.

Junto a ello, la exposición de Gordon se concentró en lo beneficioso que es el cannabis para los pacientes que sufren de dolor crónico, ya que es una de las razones más frecuentes de ausencia laboral en Estados Unidos: un 80% de ellos sufre de dolor de espalda crónico y un bajo porcentaje de ellos responde bien a los medicamentos tradicionales.

“El trabajo de escritorio, es probablemente la principal causa del dolor de espalda, en mi país. Estamos criando una generación que pasa todo el tiempo sentada con aparatos electrónicos. Y eso es algo a lo que esta planta puede apuntar muy directamente”.

“Hay pacientes mayores que nos dicen que ocuparon los medicamentos tópicos (cremas) y los ayudó mucho pero desean poder usarlo más. Les explicamos que pueden ocuparlo cuanto quieran, ya que no será perjudicial y en algunos casos será muy útil. Las cremas en base a cannabis producen un excelente beneficio en los adultos mayores y sin psicoactividad asociada a su uso” sostuvo Mara.

Finalmente la especialista expresó que se necesitan más investigaciones sobre las propiedades del cannabis, además de la producción de medicamentos en base a ella, ya que los pacientes necesitan la medicina ahora y no pueden esperar. “Aunt Zelda’s nació con este fin; para que parta desde la base  hasta los ensayos clínicos y no al revés”, señaló.

Pueden ver la presentación completa de Mara Gordon en el II Seminario Internacional de Cannabis Medicinal de Santiago, a continuación. Está subtitulado al español, si no les aparecen automáticamente, deben activar los subtítulos: