07/06/2018

Un nuevo estudio de The Economic Journal, una importante revista británica, encontró una caída en los índices de criminalidad en los Estados fronterizos con México que han legalizado el cannabis medicinal. Según el estudio, los robos bajaron un 19% y la tasa de homicidios se redujo en un 10 por ciento en esos estados.

El año pasado, el Fiscal General Jeff Sessions afirmó que “hay más violencia en torno al cannabis de lo que uno pensaría”. Un nuevo estudio muestra que su legalización podría estar causando menos violencia de la que Sessions piensa. De hecho, podría estar reduciendo significativamente la violencia en general.

Un nuevo estudio de The Economic Journal examinó los índices de crímenes violentos en estados que legalizaron el cultivo de cannabis medicinal y que comparten una frontera con México.

“El cannabis medicinal permite a las personas cultivar plantas legalmente dentro de Estados Unidos”, dijo la profesora Evelina Gavrilova, una de las autoras del estudio, según The Independent. “Esto significa que las personas ya no necesitan comprar cannabis de manera ilegal, por lo que las organizaciones de tráfico de drogas tienen mucho menos clientes”, continuó Gavrilova.

El tráfico ha sido una fuente importante de crímenes violentos durante años en Estados Unidos. “Se sabe que el contrabando de drogas ilícitas está relacionado con niveles extremos de violencia, que los traficantes usan para ingresar drogas al mercado los ingresos en el mercado de las drogas”, afirmó el estudio.

Algunas de las caídas en los índices de violencia tienen que ver con simple economía. Una vez que a los consumidores se les presenta una opción legal para comprar cannabis, probablemente la mayoría optará por dejar de conseguirla en el mercado negro.  “A medida que disminuyen los ingresos, también lo hace el incentivo para invertir en actividades violentas”, señala el estudio.

Según el mismo, los robos bajaron un 19%. La tasa de homicidios se redujo en un 10% en esos estados. Pero la tasa de homicidios directamente relacionada con los delitos de drogas cayó en picado en un sorprendente 41%.

En general, estos estados experimentaron una caída del 13% en crímenes violentos. California vio la baja más significativa con una caída del 15% en crímenes violentos. La caída del crimen violento en Arizona fue menos pronunciada, con un 7%.

Las consultas al Departamento de Justicia y a la Administración para el control de drogas sobre estos nuevos datos y sobre cómo podrían afectar la política federal no han sido respondidas.

Puedes revisar el estudio en este link.