La industria farmacéutica tiene una de las mayores influencias en la economía de Estados Unidos y, por lo tanto, en su legislación. No es sorpresa que hayan presionado en contra de la legalización del cannabis medicinal (y recreativo) para evitar perder dinero.

Más de 30 estados ya han legalizado el cannabis medicinal, y están experimentando los efectos positivos, entre los que se encuentran la disminución en un 11% del uso de medicamentos recetados.

La Academia Nacional de Ciencias realiza un seguimiento de las patologías que se tratan de manera más efectiva con cannabis medicinal, y casi todas tienen contrapartes con receta de alta rentabilidad. Entre las afecciones se incluyen el glaucoma, dolor crónico, trastornos nerviosos / dolor, trastorno de estrés postraumático, ansiedad, trastornos del sueño y náuseas / vómitos asociados con la quimioterapia.

La gran industria farmacéutica es increíblemente poderosa y lucrativa. Si bien las pérdidas de $ 18.500 billones en un período de tres años pueden parecer enormes, “el cannabis medicinal sería un pelo de la cola cuando se trata del total”, afirma Giadha Aguirre De Carcer, fundadora y CEO de New Frontier Data.

Revisa el video explicativo aquí:

 

Traducción de Us Halth Magazine