La planta de cannabis (Cannabis sativa), popularmente conocida como marihuana, es una especie vegetal con múltiples propiedades terapéuticas y medicinales.

Históricamente ha sido utilizada como medicamento, fuente de alimento y planta maestra en diversas tradiciones espirituales y culturales. También se utilizó como materia prima para la fabricación de múltiples productos tales como textiles, papel y combustible, siendo considerado como uno de los cultivos más valiosos en la Antigüedad.

Los primeros registros escritos sobre su uso medicinal se remontan al año 2.737 a. de C. dentro de la farmacopea de Shennong, uno de los padres de la medicina china.

Los cogollos, o flores de la planta femenina, son los que concentran la mayor cantidad de compuestos con utilidad medicinal. Los principales son los cannabinoides, los terpenoides y los flavonoides, producidos de manera natural por la planta.

¿QUÉ SON LOS CANNABINOIDES?

Son sustancias químicas capaces de activar un sistema fisiológico presente en el cuerpo y el cerebro de todos los mamíferos, incluidos los seres humanos, llamado sistema endocannabinoide. Este sistema tendría como misión regular el buen funcionamiento del resto de los sistemas que forman parte del organismo.

Los cannabinoides son un grupo de sustancias muy amplio y diverso, con una estructura química similar entre sí. Actualmente se reconocen tres tipos generales de cannabinoides:

—Los fitocannabinoides: aquellos sintetizados naturalmente por la planta de cannabis.

—Los cannabinoides endógenos o endocannabinoides, producidos naturalmente por los mamíferos.

—Los cannabinoides sintéticos, es decir, aquellos que son creados en un laboratorio.

Cannabis.jpg.jpg-700x466-700x438 - copia

LOS FITOCANNABINOIDES:

Son aquellos sintetizados naturalmente por la planta de cannabis. En la actualidad se han identificado cerca de cien. De ellos, los más comunes o relevantes son:

Delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC en su formulación química, conocido popularmente como THC). Es el principal componente estimulante de la planta. Actúa como euforizante, analgésico, antiemético y antiinflamatorio.

Cannabidiol (CBD). Reduce el efecto psicoactivo del THC. Actúa como ansiolítico, antipsicótico, analgésico y antiespasmódico.

Cannabinol (CBN). Se produce al oxidarse el THC. Actúa como sedante, anticonvulsivo, antibiótico y antiinflamatorio.

Cannabicromeo (CBC). Se cree que actúa intensificando el efecto del THC. Actúa como antiinflamatorio, antimicótico y analgésico.

¿QUÉ ES EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE?

Es un sistema complejo que involucra la producción de moléculas endocannabinoides, es decir, substancias químicas liberadas por el propio organismo de los mamíferos, las que activan sus receptores específicos en el cuerpo. De ellos, los más estudiados son el CB1 y CB2.

Este sistema modula diversas funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, como la percepción del dolor, la inflamación de órganos y tejidos, la regulación del apetito, el control de diversas funciones metabólicas —como almacenamiento de energía, control del estrés y temperatura—, la regulación del sueño y un proceso de mediación en diferentes procesos a nivel neuronal, cardiovascular, digestivo, reproductivo e inmunológico.

sistema_endocannabinoide_1

Diversas investigaciones lo consideran uno de los sistemas más importantes en la autorregulación y mantenimiento de los sistemas internos de nuestro organismo (fenómeno conocido como “homeostasis”). Es decir, el sistema endocannabinoide tendría como finalidad mantener la estabilidad de los sistemas internos del cuerpo humano a pesar de las fluctuaciones provocadas por el medio ambiente.

Los endocannabinoides son moléculas que actúan como una “llave” natural, provocando la activación de los dos principales receptores identificados al día de hoy: CB1 y CB2. Los receptores CB1 están principalmente ubicados en el sistema nervioso central y son los responsables de mediar procesos neuronales y de los efectos psicoactivos de ciertas sustancias. Por su parte los receptores CB2 están situados principalmente en el sistema inmunológico, al cual ayudan a regular.

Para que el sistema endocannabinoide funcione es necesario que los receptores anteriormente descritos sean activados químicamente por los cannabinoides. Su activación produce una serie de cambios dentro de las células, que le permiten al sistema endocannabinoide regular el buen funcionamiento de los procesos fisiológicos del cuerpo.

SUBESPECIES DE CANNABIS

El cannabis presenta diversas subespecies (ssp.) o variedades, cada una con características morfológicas y psicoactivas diferentes.

  1. CANNABIS SATIVA SSP. SATIVA

Esta subespecie (ssp.) es originaria de América, Asia y África. Se caracteriza por ser una subespecie de gran altura y poco follaje, con hojas alargadas y un periodo de floración más extenso que el de otras variedades.

Su potencial medicinal genera los siguientes efectos: vigoriza, alivia el dolor, reduce náuseas y estimula el apetito.

  1. CANNABIS SATIVA SSP. ÍNDICA:

Esta subespecie proviene principalmente del sur de Asia y del subcontinente indio, de ahí su nombre.

A diferencia de la variedad Cannabis Sativa sativa, estas son plantas compactas y con mucho follaje. No alcanzan gran altura durante su crecimiento y poseen un periodo de floración corto: de seis a nueve semanas.

Su potencial terapéutico genera los siguientes efectos: alivia el dolor y el malestar, reduce la ansiedad y el estrés, induce el sueño, ayuda a mitigar espasmos y convulsiones, reduce la inflamación y es un potente estimulante del apetito.

growing-cannabis-67282-805x452

  1. CANNABIS SATIVA SSP. RUDERALIS:

Subespecie originaria del norte de Europa y Asia, se caracteriza por ser un espécimen pequeño y con un periodo de floración corto, ya que a diferencia de las variedades índica y sativa, su periodo de floración no depende de los ciclos de luz.

Es por ello que la subespecie ruderalis ha sido utilizada para modificar la genética de las subespecies ya descritas, produciendo así plantas híbridas conocidas como autoflorecientes o “automáticas”, es decir, que tienen un ciclo de vida corto, de aproximadamente 10 semanas.

  1. HÍBRIDAS:

Son llamadas así las variedades de cannabis con un componente genético diferente a su original. La larga historia de domesticación del cultivo de esta especie vegetal, ha llevado a la cruza de diferentes variedades o cepas. De esta forma se ha logrado obtener distintas características en las nuevas plantas híbridas, con variados porcentajes de cannabinoides como el THC o el CBD, y diversas presencias de terpenos (moléculas aromáticas producidas por la planta).

En la actualidad existe una gran variedad de cepas híbridas con múltiples combinaciones de características. Por lo general, las plantas de cannabis híbridas son buenas productoras de flores con altos porcentajes de cannabinoides y terpenos, lo que permite seleccionar cepas que se adecúan de mejor manera a las necesidades terapéuticas de la patología a tratar.

cannabis-medicianal

EFECTOS MEDICINALES Y/O TERAPÉUTICOS

Los efectos medicinales y/o farmacológicos del cannabis que se encuentran comprobados son variados. Estos dependen del contenido y tipos de cannabinoides que produce la cepa particular de la planta, así como de la combinación de sus otros componentes, los formatos utilizados para la elaboración de la medicina, además de sus vías de administración y dosificación.

Debido a que cada planta es distinta de otra, generando de esta manera una combinación única de compuestos, los efectos de cada cepa difieren entre sí.

A pesar de ello, de forma general, el uso medicinal del cannabis generará los siguientes efectos:

  • Sensación de euforia, relajación y sedación.
  • Efecto analgésico y antiinflamatorio.
  • Estimulación del apetito.
  • Reducción de náuseas y vómitos.
  • Acciones favorables sobre el tono muscular y la coordinación motora.
  • Disminución de la presión intraocular.
  • Hipotermia.
  • Acciones sobre el aparato respiratorio tales como dilatación de los bronquios.
  • Efectos cardiovasculares como hipotensión y taquicardia.
  • Efectos neuroendocrinos como disminución en la liberación de distintas hormonas sexuales e incremento en la liberación de hormonas relacionadas con las respuestas al estrés.
  • Efectos inmunomoduladores: en dosis bajas estimula las respuestas del sistema inmunológico. En dosis altas, las disminuye.
  • Efectos antiproliferativos, es decir, impide el crecimiento de algunos tumores.

la foto 3

ENFERMEDADES SUSCEPTIBLES DE SER TRATADAS CON CANNABIS

La combinación de dos factores, la numerosa cantidad de cannabinoides producidos por la planta (un centenar) y la función del sistema endocannabinoide (regular el buen funcionamiento de los procesos fisiológicos del cuerpo), permite que el cannabis tenga la facultad de ser utilizada como terapia paliativa, es decir que busca aminorar o eliminar los efectos secundarios de los tratamientos tradicionales, como terapia concomitante (para complementar y potenciar el efecto del tratamiento tradicional) o como terapia curativa, en numerosas patologías tales como:

—Adicciones

—Alzheimer

—Anorexia

—Ansiedad y depresión

—Artritis y artrosis

—Asma

—Cáncer

—Diabetes

—Distonía

—Dismenorrea

—Dolor

—Estrés postraumático

—Epilepsia

—Esclerosis múltiple

—ELA y lesión de médula espinal

—Espasticidad

slide

—Fibromialgia

—Glaucoma

—Enfermedades gastrointestinales (Crohn, colitis ulcerosa, colon irritable)

—Hipertensión

—Enfermedad de Huntington

—Inflamación

—Insomnio

—Lupus

—Migraña

—Náuseas y vómitos

—Osteoporosis

—Enfermedad de Parkinson

—Prurito

—Psoriasis

—Síndrome de Piernas Inquietas

—TDAH, hiperactividad, TGD

—Tumores del Sistema Nervioso Central

—Síndrome de Tourette

—VIH / SIDA

Independiente de la información aquí entregada, si deseas tratar alguna patología o dolencia con medicina cannábica, como fundación te recomendamos que siempre lo hagas bajo la supervisión de algún médico o terapeuta especializado en el tema.